La escritura suele hacerse en una entidad bancaria (generalmente propuesto por el vendedor) y se realiza dentro de los 90 días posteriores a la firma del boleto compra-venta. 

Documentacion y pasos a seguir

El escribano lo designa el comprador. 

Los gastos de escrituración correspondientes son asumidos por las partes de acuerdo a los usos y costumbres notariales.

Al preparar la escritura, el escribano, en general, hace un estudio de títulos, esto es, controlo que las anteriores escrituras sean auténticas y no acarreen nulidades que luego afecten al nuevo propietario.

Asimismo, solícita certificados al Registro de la Propiedad, para asegurarse de que el inmueble no esté hipotecado o embargado, y de que no existan restricciones, y gestiono los certificados de deudas por impuestos (rentas, municipales, Obras Sanitarias de la Nación y Aguas Argentinas). También requiere certificación de deudas por expensas comunes cuando se trate de propiedad horizontal.

Se controla que toda la documentación necesaria esté en orden para evitar demoras o inconve­nientes al momento de la firma del documento.

Finalmente, redactará la escritura según lo convenido por las partes.Asi mismo, al momento de la firma, el escribano actúa como agente de retención de impuestos, función delegada en él por el Estado. Debe ingresar los
impuestos retenidos o la administración pública en tiempo y forma.

Luego de la firma de la escritura, el escribano se encarga de expedir un testimonio de la misma y de inscribirla en el Registro de la Propiedad, y también de liberar los certificados de las deudas, si las hubo.